Arma perfecta

Hace un par de días solamente, arrancó un mecenazgo que tiene por objetivo publicar un juego de rol basado en las series animadas de Nickelodeon, Avatar: The Last Airbender y The Legend of Korra.

Avatar Legends: The Roleplaying Game ha recaudado más de dos millones de dólares en Kickstarter, y todavía quedan 28 días en la campaña.

(A manera de contexto, la corona de recaudación en juegos de rol en Kickstarter, la ostentaba un suplemento para Dungeons & Dragons que alcanzó al final de su campaña dos millones ciento veintiun mil dólares.)

Magpie Games –la editorial independiente a cargo de la publicación– inició su operación hace unos diez años, y ha crecido paulatinamente a fuerza de publicar juegos de rol interesantes, sostenidos por mecenazgos bien administrados y entregados en tiempo. Imagino que haber obtenido la licencia para desarrollar este juego debió haber sido lento y complicado, pero definitivamente fue un golpe maestro.

La cantidad de fans de las series animadas que este proyecto ha atraído es enorme y la mayoría, al parecer, no tiene experiencia previa con juegos de rol de papel y lápiz. Si Magpie administra bien esta marejada de atención, ¿se imaginan las posibilidades?

  • Puede colocar a Avatar Legends como la alternativa a Dungeons & Dragons como juego de rol de primer contacto.
  • Puede promover el sistema Powered by the Apocalypse como la experiencia alternativa a la que ofrecen los juegos de rol tradicionales.
  • Puede posicionar a la editorial para obtener futuras licencias, de manera más expedita.
  • Puede causar que el resto de las editoriales lúdicas busquen licencias con más frecuencia… y que les sean concedidas.

No cabe duda que Avatar Legends fue el arma perfecta para llevar a Magpie a las grandes ligas (de los juegos de rol).

Los Secretos de Blackmoor

A principios de 2019 me encontré con un mecenazgo en Kickstarter cuyo objetivo era crear un documental de dos horas que resultaría en “una exploración sin precedentes en la evolución de los juegos de rol que revelaría el verdadero origen de Dungeons & Dragons… la historia de la invención de los juegos de rol contada por quienes estuvieron ahí: los jugadores de las Ciudades Gemelas.”

Durante los días tempranos de mi afición por los juegos de rol, el nombre de Gary Gygax salía a relucir ocasionalmente: en la portada de varios manuales, en las revistas que leía en casa del Dungeon Master, o mencionado por alguno de los jugadores más experimentados del grupo.

“El inventor de los juegos de rol… el creador de Dungeons & Dragons,” fueron las respuestas que obtuve al preguntar acerca de él.

Fue hasta un par de años después que, investigando acerca del origen y las ediciones anteriores el juego, me topé con que la primera respuesta era errónea y la segunda una verdad a medias.

Secrets of Blackmoor: The True History of Dungeons & Dragons explora la importancia de las contribuciones realizadas por Dave Arneson (el otro autor de Dungeons & Dragons) y David Wesely (creador del Braunstein) en el desarrollo de los juegos de rol como los conocemos.

El documental presenta su caso a través de entrevistas a los miembros sobrevivientes del grupo de jugadores de las Ciudades Gemelas (Minneapolis, Minnesota), y la exhibición de documentos y prototipos. Incluso una vieja entrevista al mismo Arneson, grabada años antes de su fallecimiento en 2009.

Tras de la exitosa publicación de Dungeons & Dragons, la relación entre Arneson y Gygax se deterioró profundamente, al grado de llegar a los juzgados varias veces a partir de 1979. Es por eso que me sorprendió agradablemente la falta de antagonismo evidente hacia Gygax en el documental –los entrevistados formaron parte del grupo de juego de Arneson después de todo, y tomar partido hubiera sido fácil. Pero me parece que los productores lo manejaron bien, sin antagonizar, y limitando el alcance del documental hasta la publicación original de Dungeons & Dragons en 1974.

Así pues, fue hace poco más de un mes que recordé la existencia de este documental y lo adquirí, y fue hasta hace un par de semanas que lo vi. Si la historia de los juegos de rol es tema de su interés, lo recomiendo.

Está a la venta en DVD (tienda oficial), y a la venta y renta digital vía Vimeo.

Ampliando la ventaja

Hace unas semanas leí con curiosidad la nota que Wizards publicó, donde comunica que la empresa se hará cargo directamente de las traducciones de Dungeons & Dragons al italiano, francés, alemán y español. Con este movimiento, Wizards probablemente busca homologar las fechas de publicación de productos en los idiomas que controla directamente, y enfocar todos sus esfuerzos promocionales en cada uno de ellos conforme sean publicados.

En lo personal, me parece que la traducción al español es la de mayor potencial debido a la cantidad de hispanoparlantes. El público ibérico ha estado razonablemente bien servido con traducciones desde mediados de la década de los 1980’s, pero no así el latinoamericano. Si Wizards es capaz de agilizar la distribución de sus traducciones oficiales en los países de América Latina, podría ver sus ingresos aumentar de manera importante.

Esta maniobra tiene el potencial de reducir drásticamente la fricción en la adquisición de sus productos; que los seguidores del juego puedan acceder a productos oficiales en español sin tener que pagar los altos costos de envío desde España, es algo que de seguro agradecerán, generará fidelidad, y ayudará a afianzar la posición dominante de Dungeons & Dragons.

Cabe señalar que no creo que las editoriales ibéricas vean afectadas sus ventas en España, pues allá la traducción oficial de Dungeons & Dragons ha sido una realidad del mercado desde hace mucho tiempo. Pero su potencial de crecimiento fuera de España se verá significativamente mermado, a menos que logren también reducir la fricción en la adquisición de sus respectivos productos.

Por otro lado, encuentro frustrante que las editoriales ibéricas no hayan encontrado (¿o buscado?) la fórmula que les permita acceder al mercado latinoamericano con mayor fluidez.

Espero encuentren la solución antes que la escena local se convierta en una monocultura Dungeons & Dragons.

Digo, no es el único buen juego de rol en español.